Tel: 91 112 62 53 | Paseo de la Castellana 95, Planta 16, 28046 Madrid

Pericia Caligráfica ¿decisiva o una moda?

Pericia Caligráfica ¿decisiva o una moda?

El género policíaco siempre ha sido muy del aprecio del gran público. El crimen llama la atención, despierta nuestro morbo ávido de nuevas historias más o menos truculentas y en algunas ocasiones reconozcamos que macabras. 

Ahora bien, en la última década esa afición se ha disparado. Hay una inversión descomunal en la serie policíaca, el thriller, los documentales sobre crímenes resueltos… Incluso el mercado audiovisual español se deja contagiar por esa rentabilidad que trae aparejada un buen índice de audiencia como por ejemplo Mar de Plástico, uno de los éxitos de la pequeña pantalla este año donde un atormentado agente trata de reconstruir un crimen para hallar al culpable.


HOY NOS VAMOS A DETENER EN LA PERICIA CALIGRÁFICA, QUE COMO SE VE, ES UNA DE LAS ESPECIALIDADES DE ESTA CASA. LA FUNCIÓN DE ESTA MATERIA DE UN GABINETE PERICIAL ES ACLARAR LA VERDAD EN CASOS EN LOS QUE EXISTE UNA DUDA DOCUMENTAL


Sin embargo en lo que nos queremos detener, lo que ocupa a este blog, no es ni la actualidad audiovisual ni la tendencia social, sino el papel que juegan los peritos, investigadores y en particular los calígrafos en este boom. Me explico, series como CSI (en cualquiera de sus localizaciones) han tenido ciertos efectos sobre los que nos queremos detener:

  • Han puesto de relieve la importancia del experto, del perito, a la hora de asentar la verdad en un proceso judicial.
  • Acercan la labor del perito judicial, del investigador técnico especializado al gran público y su papel dentro del ámbito judicial.
  • Ponen por tanto en valor el trabajo del perito en juicios, instrucciones sumariales, procesos en los que se necesita encontrar la razón técnica de los hechos.

En el marco de lo expuesto en esta introducción, hoy nos vamos a detener en la Pericia Caligráfica, que como se ve, es una de las especialidades de esta casa. La función de esta materia de un gabinete pericial es aclarar la verdad en casos en los que existe una duda documental.

No crean que es un páramo solitario en el que desempeña su actividad el perito caligráfico. Al contrario, podemos citar muchos casos frecuentes en nuestra sociedad en los que se necesita contraponer elementos para definir la validez de documentos que, de no ser verificados, serán considerados como ciertos cuando no lo son.

Para su mayor conocimiento, les indico: casos de falsificación documental (de gran alcance y que puede incurrir en delito penal), verificaciones sobre la autenticidad de una autoría documental… seguro que les suena.

La pauta científica que se sigue se explica muy bien desde la documentoscopia, donde siempre a partir de instrumental óptico de última generación, se aborda el análisis de documentos de toda índole, y con distintos métodos y técnicas, se determina su autenticidad o falsedad, recogiendo sus conclusiones en un informe escrito denominado Pericia Documentológica.

¿Cómo se puede saber si un documento es falso o cierto? ¿Qué técnicas se usan? Sin entrar en detalle, se usan técnicas como el análisis de fibras, el examen del papel (espesor, comportamiento lumínico, estructura de fibras, marcas de agua y fluorescencia por ejemplo para el caso de billetes falsos…) o el examen de tintas (su color, tonalidad, homogeneidad o no de su edad…)

Gracias a estas técnicas propias de la pericia caligráfica se puede trabajar con base científica sobre conceptos como estos que os recopilamos aquí de manera concreta:

  • Analizar la veracidad o falsedad de una firma.
  • Determinar fraudes mediante borrados de textos. Por ejemplo en un contrato, donde a una de las partes le puede interesar eliminar la parte que le compromete a aquello que no desea. Según el caso se puede incluso restaurar y leer los textos borrados
  • Fraude mediante la adición de textos. Es decir, el caso anterior, pero por el fenómeno contrario. En vez de quitar lo que se quiere, se añade lo que se precisa.
  • Fraude por modificar números o textos. Un simple cero convierte un cien en un mil.
  • Injerto documental. Es decir, añadir una página más a un documento previamente cerrado y acordado.
  • Sustitución de papeles.
  • Esclarecimiento de textos o firmas manchadas u obliteradas
  • Fecha aproximada o antigüedad de tintas
  • Determinar si un documento es original o copia
  • Reconstruir papeles intencionada o accidentalmente destruidos.
  • Análisis de matrices en sellos, billetes… para determinar su propiedad y veracidad.

Y así, podríamos citar infinidad de casos. La importancia de la pericia caligráfica estriba en que, en nuestra sociedad, hay una necesidad de sentar fe pública en documentos. Pensemos en escrituras, testamentos y demás visitas al notario. Esos documentos tienen valor representativo, vinculante, contractual… y por tanto son objeto de filias y fobias. En ese sentido y visto en jerga tolkiana, ese codiciado anillo de poder en que se convierten los documentos por su valor testifical hace que en no pocas ocasiones se alteren de una u otra forma para acomodarse a la necesidad de alguien.

La importancia del perito caligráfico es tanta como la importancia de saber la verdad sobre la autenticidad de un documento.

¿TE INTERESA?   Alquiler: cómo afecta al precio la tasación de la vivienda
Soy fundador y CEO de Peritos Expertia. Desde que fundé Peritos Expertia, mi objetivo principal ha sido solucionar problemas, tanto a los particulares que se acercan a nosotros como a los profesionales del derecho/empresas que confían en nuestro servicio integral de asesoría técnico-pericial.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*