Tel: 91 112 62 53 | Paseo de la Castellana 95, Planta 16, 28046 Madrid

La ley D´Hondt de la que todos hablan

La ley D´Hondt de la que todos hablan

2016 será el año que nuestros hijos estudien el día de mañana como aquel en el que los españoles no eran capaces de acertar a decidirse por un gobierno representativo. Se ha votado, sí. Ha habido un ganador en ambas elecciones, sí. Pero los números no salen y tenemos probabilidad de tener que celebrar unas terceras elecciones a fecha de hoy.

Algunos candidatos, no se sabe si con criterio o con ánimo de escamotear las propias deficiencias en la construcción de un mensaje convincente, indican que la ley D´Hondt está detrás de muchos problemas de gobernabilidad por la manera en que asigna escaños en cada circunstancia. Lo cierto es que los escaños no se atribuyen siempre de igual manera a igual número de votos. Eso es cierto. Pero es mejor ver cómo funciona. ¿Por qué se implantó y por qué lo hemos venido usando hasta hoy? Como todo en la vida, tiene sus pros y sus contras.


ES UN SISTEMA DE REPRESENTACIÓN PROPORCIONAL QUE ASIGNA ESCAÑOS EN BASE A LOS VOTOS OBTENIDOS. PROPORCIONAL, NO EXACTO. LOS ESCAÑOS SE ASIGNAN COMO UNIDAD COMPLETA, NO CON DECIMALES. NO PODEMOS TENER 1,3 ESCAÑOS POR UNA PROVINCIA PORQUE NO PODEMOS TENER 1,3 DIPUTADOS. LOS DIPUTADOS, COMO LOS ESCAÑOS, SON UNIDADES INDIVISIBLES.


Como empresa cercana a la realidad legislativa y jurídica, nos hemos preguntado si los españoles, en su promedio, conocen verdaderamente cómo se estructura nuestro sistema electoral y parlamentario.

LEY D´HONDT ASPECTOS BÁSICOS

La ley D´Hondt (que toma su nombre del político belga Victor d’Hondt) conforma un sistema de reparto de escaños a nivel territorial en base a los votos obtenidos.

El sistema se aplica provincia a provincia y no de modo general sin afectar que el partido político en cuestión se presente a las elecciones en todo el país. Los escaños se asignan provincia a provincia, por tanto. A priori se podría decir que un partido local que se presente en su municipio y concentre allí todos sus votos, obtendrá más escaños que otro que consiga el mismo número de votos repartido en distintas provincias.  

El porcentaje para obtener escaño es del 3% de los votos válidos + votos en blanco. Es decir, que si en una población hay 300.000 votos (votos válidos + votos en blanco), un partido necesitará 9000 votos para obtener representación.

Atendiendo a ese funcionamiento, podemos decir que el sistema D´Hondt está diseñado para, por una parte, hacer más fácil el que aparezca una mayoría representativa y por otro lado evitar la atomización de las instituciones evitando la aparición en las asambleas de partidos excesivamente minoritarios. Esa es quizás una de sus grandes virtudes, que dificulta la llegada al escaño de partidos extremistas. Su principal lunar es que empuja los resultados al bipartidismo buscando estabilidad a costa de pluralidad o coalición. Como muestra, lo complejo que está resultando pactar para formar un gobierno en el momento en que han asomado dos nuevos partidos a la representación significativa dentro del parlamento. Trabaja con un cociente desde el que el sistema asigna escaños con más facilidad a los partidos que obtienen mayor número de votos en base a cómo se articula el uso de esa función.

¿TE INTERESA?   Informática forense: función e importancia.

No se trata, como decíamos, de odiar o amar este sistema, tanto como de entenderlo. Es un sistema de representación proporcional cuyo propósito es asignar escaños en base a los votos obtenidos. Pero atención, es lo más proporcional posible, no exacto. Los escaños se asignan como unidad completa, no con decimales. No podemos tener 1,3 escaños por la provincia de Soria porque no podemos tener 1,3 diputados. Los diputados, como los escaños, son unidades indivisibles.

El sistema, desde luego no se puede considerar una rareza de nuestro país.  Albania, Argentina, Austria, Bélgica, Brasil, Bulgaria, Camboya, Cabo Verde, Chile, Colombia, República Dominicana, Croacia, República Checa, Timor del Este, Ecuador, Estonia, Finlandia, Guatemala, Hungría, Islandia, Israel, Japón, Kosovo, Luxemburgo, Macedonia, Moldavia, Montenegro, Países Bajos, Paraguay, Perú, Polonia, Portugal, Rumanía, Escocia, Serbia, Eslovenia, Turquía, Uruguay, Venezuela y Gales también asignan su representatividad parlamentaria a partir de esta ecuación conocida como sistema D´Hondt.

A menor número de circunscripciones, la ley D´Hondt es más eficaz. Por ejemplo, en unas elecciones de ámbito provincial. Cuando se complica la ecuación entrando en liza muchas circunscripciones (caso de unas elecciones generales) la disparidad entre votos recibidos y asignación de escaños se hace muy evidente. Esta es la razón por la que no pocas fuerzas políticas plantean cambiar el sistema de reparto.

Soy fundador y CEO de Peritos Expertia. Desde que fundé Peritos Expertia, mi objetivo principal ha sido solucionar problemas, tanto a los particulares que se acercan a nosotros como a los profesionales del derecho/empresas que confían en nuestro servicio integral de asesoría técnico-pericial.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*