Tel: 91 112 62 53 | Paseo de la Castellana 95, Planta 16, 28046 Madrid

Perito Arquitecto ¿Cuándo podemos necesitar uno?

Perito Arquitecto ¿Cuándo podemos necesitar uno?

Esta semana analizaremos la figura del Perito Arquitecto para conocer su utilidad y sus funciones así como su labor en un proceso contencioso y no contencioso (en fase de proyecto, en una mediación amistosa, en un cruce de opiniones expertas… Como siempre decimos, la labor del perito es arrojar luz sobre un tema y eso no solo es necesario en una realidad contenciosa).  Vamos a partir del titular que hemos escogido ¿Cuándo podemos necesitar uno?

Muy a menudo. Siempre que pensamos en un Perito, nos imaginamos a aquel señor que viene a valorar los desperfectos en nuestro automóvil tras un accidente; en nuestra vivienda tras algún tipo de suceso… Pero a diario, nuestra sociedad y su mercado demandan el concurso de peritos expertos en arquitectura para resolver cuestiones relacionadas con un proyecto de edificación de cualquier tipo. Las construcciones son procesos técnicos de gran complejidad que pueden encerrar problemas cuya explicación solo la puede encontrar un profesional de la arquitectura. Muchas veces hemos leído en prensa sobre indemnizaciones de constructoras que levantaron viviendas sobre suelos que técnicamente no aguantaban la obra; que implantaron fachadas ventiladas cuya sujeción no es adecuada y se caen…


LAS DEMANDAS (MUCHAS VECES COLECTIVAS COMO SUMA DE LAS INDIVIDUALES DE CADA PROPIETARIO EN UNA COMUNIDAD) NECESITAN REALIZAR CATAS; INFORMES PERICIALES; VALORACIÓN DE DAÑOS Y DESPERFECTOS; HALLAZGO DE VICIOS DE CONSTRUCCIÓN QUE QUEDAN OCULTOS A UN NO PROFESIONAL… Y CIMENTAR EN LAS CONCLUSIONES DE DICHOS ESTUDIOS SU ARGUMENTACIÓN PARA PEDIR UNA REPARACIÓN Y/O INDEMNIZACIÓN.


Cuando esa necesidad de justificación profesional desemboca en un juicio, el magistrado y/o las partes pueden solicitar o aportar respectivamente el concurso de un perito. Este profesional deberá describir la situación del proyecto u obra y explicar argumentadamente qué sucede y cómo afecta al uso y disfrute de la edificación. Su informe deberá señalar también (siempre aportando datos inequívocos en la medida de lo posible) dónde está el origen del problema. ¿En el propio proyecto? ¿En su materialización, es decir, el proceso de construcción y por lo tanto atañe a la dirección de obra? ¿Ha sido un problema de cómo se ha ejecutado la obra? ¿Fallaron los mecanismos de control o mantenimiento? Si observamos, el perito arquitecto tiene que esmerarse en cimentar sólidamente todas sus afirmaciones ya que no es un actor meramente declarativo sino con valor pericial, es decir, experto. De su criterio podrá guiarse el tribunal (experto en leyes y lego en arquitectura) para depurar responsabilidades y emitir un veredicto.

¿TE INTERESA?   Peritos Expertia en la entrega del Premio Iustitiae

Por lo tanto, si usted está interesado en la contratación del servicio de un gabinete pericial experto en arquitectura debe saber que su participación seguirá los siguientes pasos para hablar de un servicio profesional correcto y coherente:

  1. Toma de datos: el perito arquitecto se desplazará a la zona para verificar el estado de la edificación/obra o proyecto cuando así lo fuese. Sin esa toma de datos, es realmente imposible hablar de un informe pericial. Como hemos visto, las consecuencias y el valor de su opinión profesional es tal que debe ser siempre sólidamente respaldado por datos objetivos. Habrá caso en que esa recopilación de datos es meramente documental (por ejemplo un proyecto que aún no se ha llevado a término) y en otras ocasiones necesitará actuaciones más complejas (que deberían ser autorizadas por escrito).
  2. Informe: con esos datos, y aplicando sus conocimientos debe redactarse un informe pericial. Ahí se recogerá
    1. Su diagnóstico de la situación
    2. Su explicación de qué lo produce
    3. Asignación de responsabilidades
    4. Conclusión/es del informe
  3. Ratificación en sala: cuando fuese preciso (contencioso) y llegado el caso, el perito debe estar disponible y capacitado para defender y explicar en sala su informe resolviendo cuantas cuestiones pudiera considerar el tribunal.

Sin todos estos pasos, el protocolo de actuación del perito arquitecto será cuestionable y cuestionado. Un protocolo como el que hemos descrito, el que le ofrecemos en Peritos Expertia, va a permitir la asistencia total y de garantía a partes implicadas en un proceso contencioso a cuenta de una edificación o proyecto o un conocimiento técnico preciso a aquellas personas interesadas en contar con la opinión de un profesional antes de abordar un proyecto de arquitectura. Como bien saben ustedes, no solo de contenciosos vive el perito.

¿TE INTERESA?   Peritos Expertia en el SalónMiEmpresa
Soy fundador y CEO de Peritos Expertia. Desde que fundé Peritos Expertia, mi objetivo principal ha sido solucionar problemas, tanto a los particulares que se acercan a nosotros como a los profesionales del derecho/empresas que confían en nuestro servicio integral de asesoría técnico-pericial.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*